¿Necesitás una app? Por qué probablemente no

Muchas de las funciones que antes hacíamos de forma offline ahora las hacemos desde el celular: desde la búsqueda de información y direcciones hasta nuevas funciones como el uso de billetera. Crear una app para una nueva idea de negocio parece un paso natural y lógico.

Sin embargo, crear una aplicación para el celular es más difícil y más costoso de lo que probablemente se imagine. No sólo por su programación y diseño sino por hacer que las personas realmente la usen (y que paguen por ella).

¿Cómo vas a conseguir los usuarios?

Hay tantas aplicaciones en las tiendas de aplicaciones (más de 2 millones en Play Store y Apple App Store cada uno 1) que al menos que tengas miles de instalaciones sea difícil que encuentren tu aplicación incluso buscando por el nombre exacto.

Las primeras instalaciones las tendrás que conseguir compartiendo un link directo a la aplicación o usando publicidad directa.

El caso Tinder

En el caso de la aplicación de citas Tinder se vieron con el problema que la utilidad de la misma deriva de los usuarios que estén allí. Este es el mismo problema de cualquier red social y la razón por la cual no hay muchas plataformas que puedan ganarle a Facebook o a WhatsApp.

En lugar de realizar una campaña de marketing masiva (la cual sería muy costosa y poco fructífera), lo que hicieron fue buscar una masa importante de usuarios en un sector pequeño. Promocionaron Tinder una y otra vez en las fraternidades de los Estados Unidos, sabiendo que si eran referente en esa comunidad el resto sería más fácil.

«Sabíamos que si resonábamos con universitarios que ya estaban en un ambiente socialmente activo, otras personas también encontrarían valor en el producto.» 2

Justin Mateen – Cofounder Tinder

¿Cuál es la estrategia de monetización?

Presupuesto para marketing online y evangelización, costos de desarrollo, diseño, cambios y correcciones de bug, gastos fijos de operación. Los costos se acumulan.

Las avenidas de monetización para una aplicación independiente son las publicidades, las aplicaciones pagas, posibilidad de comprar funciones y subscripciones.

En el desarrollo de una aplicación debe tenerse en cuenta que la misma debe poder mantenerse en el tiempo por lo menos hasta que alguna de esas formas de monetización empiece a ser funcional.

¿Puede ser hecho en una web?

Si una idea de una app puede ser aplicada fácilmente en una web, significa que quizás no es necesario tener una aplicación en primer lugar.

Es incluso recomendable empezar con una web para ver si la idea es una que realmente el público necesita y que está dispuesto, ya sea con su dinero o con su tiempo, invertir en la misma.

Referencias:
1 https://www.statista.com/
2 http://time.com/4837/tinder-meet-the-guys-who-turned-dating-into-an-addiction/

Share on
Deja un comentario